La Adicción Física

Hay dos cambios que ocurren en la función y estructura del cerebro como resultado del abuso prolongado de drogas. Estos son:

  • El circuito de recompensa del cerebro está sobre estimulado
  • Los mensajeros químicos naturales del cerebro se ven afectados

1. El circuito de recompensa del cerebro está sobre estimulado

El abuso prolongado de drogas cambia la función y la estructura del cerebro. Cuando esto ocurre, se puede decir que la enfermedad de la adicción se ha desarrollado, porque el cerebro ahora depende de las drogas para funcionar normalmente. La dopamina, un químico que ocurre naturalmente en el cerebro, produce una sensación de placer y recompensa. El ejercicio vigoroso, por ejemplo, aumenta los niveles de dopamina y da como resultado una sensación de bienestar. Las drogas, sin embargo, provocan que cantidades anormalmente grandes de este químico sean fabricadas por el cuerpo, razón por la cual la persona se siente eufórica y "alta". Pero debido a que al cerebro se le están dando productos químicos externos (drogas) para sentir placer o recompensa, lentamente pierde la capacidad de producir sus propios productos químicos naturales para sentirse bien: la dopamina.

El circuito de recompensa del cerebro se ve afectado de dos maneras por el abuso de drogas:

Primer impacto

Después de "altas" repetidas inducidas por el fármaco, el cerebro pierde su capacidad de obtener placer de las actividades normales. Por ejemplo, las personas normales pueden disfrutar de ir al cine, pero los adictos, que han experimentado estados intensos de euforia, pierden la capacidad de disfrutar los placeres simples de la vida.

Segundo impacto

A medida que el cerebro se adapta constantemente a los crecientes productos químicos externos, se requieren más y más sustancias para funcionar normalmente.

2. Los mensajeros químicos naturales del cerebro se ven afectados

El segundo efecto físico del abuso de drogas en el cerebro es la interrupción de su sistema de comunicación, que se puede ver en dos síntomas:

Primer síntoma: antojos

  • Un anhelo ocurre cuando el cerebro se activa físicamente para producir un impulso poderoso o un impulso para usar drogas. Los antojos son como recuerdos fuertes que están relacionados con el efecto de las drogas en la neuroquímica del cerebro. Por ejemplo, si vemos a otros consumir drogas, nuestro cerebro se activa físicamente o talla las drogas. Si no le proporcionamos a nuestro cuerpo el medicamento, reacciona a través de los síntomas físicos de abstinencia.
  • La retirada es la manera en que el cuerpo transmite que depende de las drogas. Es como si nuestro cuerpo nos infligiera un castigo para suministrarle drogas. Los retiros pueden ser tanto físicos como psicológicos.
  • Los síntomas de abstinencia psicológica incluyen: ansiedad, irritabilidad, inquietud, insomnio, dolores de cabeza, dificultad para concentrarse y depresión.
  • Los síntomas de abstinencia física incluyen: sudoración intensa, palpitaciones, diarrea, dificultad para respirar, temblores, náuseas, vómitos, dolores musculares y opresión en el pecho.
  • Hacer frente a los retiros es una perspectiva aterradora y puede ser un impedimento para buscar tratamiento.
  • Ten en cuenta: los síntomas de abstinencia varían, y pueden ser peligrosos, lo que puede provocar convulsiones, accidentes cerebrovasculares o ataques cardíacos. Es importante buscar ayuda médica cuando se trata de retiros.

Segundo síntoma: tolerancia

  • Otra característica de la enfermedad de la adicción es el desarrollo de la tolerancia, que resulta en la necesidad gradual de más y más de un medicamento para experimentar el mismo efecto. Esto puede llevarnos a alcanzar el punto donde nuestra dosis regular de drogas pondría en peligro la vida de un no adicto.
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en este sitio. Si estás conforme, acepta pulsando el botón. Si deseas averiguar más sobre que datos guardamos, lee nuestra Declaración de Protección de Datos.