La Naturaleza de la Adicción

Al igual que con otras enfermedades crónicas, la adicción tiene características que la definen médicamente. La familiaridad con estas características y la naturaleza de la adicción pueden ayudarnos a entender por qué la adicción se reconoce como una condición médica.

  • Factores que contribuyen a la adicción
  • Características de la adicción

1. Factores que contribuyen a la adicción

La adicción es una enfermedad compleja sin un solo factor que represente su desarrollo. Hay amalgamas de características que contribuyen a su desarrollo, que van desde:

  • Genética
  • Ambiente social
  • Género
  • Etnicidad
  • Psicología / enfermedad mental
  • Trauma y abuso
  • Relaciones familiares inestables
  • Pobres habilidades sociales o de afrontamiento
  • Presión de los pares

La ciencia médica aún no ha podido encontrar una cura para la enfermedad de la adicción. La experiencia muestra que la recuperación depende de emplear una variedad de recursos, siendo los programas de 12 pasos los más efectivos. Los programas de Doce Pasos -con el apoyo de las reuniones y la camaradería que conforman estas becas- brindan las herramientas espirituales, cognitivas y conductuales para una mejor recuperación de todos los elementos y efectos de esta enfermedad. Además, los programas de 12 pasos nos ofrecen como adictos en recuperación un camino hacia una vida serena y espiritual.

2. Las características de la adicción

La adicción está definida por las seis características:

1. Enfermedad crónica

La adicción es una enfermedad cerebral crónica caracterizada por el abuso compulsivo de drogas frente a consecuencias dañinas. Con el tiempo, nuestra estructura y funciones cerebrales se vuelven anormales. Estos cambios pueden durar mucho tiempo y se caracterizan por patrones de pensamiento obsesivos y trastornados y ansias físicas.

No existe una cura para la enfermedad de la adicción, pero al igual que otras enfermedades crónicas, puede manejarse con éxito y mantenerse en remisión diariamente. Al igual que quienes padecen diabetes, asma o problemas cardíacos, como adictos en recuperación debemos seguir un plan de tratamiento, que en nuestro caso generalmente significa trabajar los 12 Pasos y asistir a las reuniones y actividades de la confraternidad.

2. Enfermedad primaria

La adicción es una entidad separada de sí misma y no la causa o la derivación de otras enfermedades o afecciones. Los adictos no desarrollamos la enfermedad de la adicción debido a condiciones sociales, ambientales o biológicas, aunque la ciencia médica ha demostrado que algunos factores, como la genética, pueden atribuirse a su desarrollo. Podemos comenzar a usar medicamentos debido a ciertas circunstancias o condiciones médicas, pero una vez que la enfermedad se ha desarrollado, se convierte en una entidad propia. Por ejemplo, aunque una persona puede comenzar a usar drogas para aliviar su depresión o su condición de dolor crónico, el abuso prolongado eventualmente conduce a la enfermedad de la adicción.

Tenga en cuenta que los 12 pasos proporcionan un plan de recuperación para la enfermedad de la adicción solamente. Aunque sus principios espirituales se pueden aplicar para ayudarnos a lidiar con otros problemas de la vida, los Pasos no son un plan de tratamiento para otras enfermedades primarias. Por ejemplo, si padece una afección cardíaca, debe recibir atención médica y medicación relevante independientemente de si se encuentra en recuperación con los programas de 12 pasos.

3. Progresivo y fatal

La enfermedad de la adicción es progresiva, ya que empeora con el tiempo, nunca mejor. Tampoco un período de abstinencia hace que sea seguro volver a usar drogas. La experiencia muestra que los adictos que usan drogas después de un período de abstinencia retoman exactamente donde lo dejaron.

Las consecuencias de no tratar su adicción pueden ser fatales, ya que puede sufrir daños en el cerebro, el hígado, el corazón y otros órganos, hasta la muerte por sobredosis. Además, los efectos adversos sobre el cerebro y el comportamiento del adicto pueden provocar suicidio, homicidio y accidentes, y en general causar estragos en la vida de los usuarios.

4. Obsesión y antojos

Un fenómeno de la enfermedad de la adicción es la obsesión. Esto se debe a que las drogas producen sentimientos tan intensos y eufóricos que el adicto quiere tomar más y más sustancia a pesar de las consecuencias dañinas para ellos y para los demás.

El deseo del adicto de consumir drogas tiene prioridad sobre todos los demás aspectos de su vida, incluida su salud, su familia, su trabajo, etc. En última instancia, su única prioridad es encontrar y usar drogas. Esto se debe a los efectos y el impacto de las drogas en el cerebro.

5. Locura y negación

El abuso crónico de drogas interrumpe el sistema de comunicación del cerebro, dejándonos incapaces de distinguir la realidad de la fantasía. Esto nos lleva a sufrir un mecanismo de defensa llamado negación.

La negación es una forma de locura porque nuestra forma de pensar no es ni completa ni lógica. Esto nos facilita seguir usando drogas porque no nos damos cuenta de la verdad sobre nuestra condición.

La negación se muestra en muchas formas, como racionalizar, intelectualizar, justificar o culpar a otros para usar más drogas. Sin embargo, la negación opera fuera de nuestra conciencia, porque el abuso de drogas ha distorsionado nuestro sentido de la realidad y no nos damos cuenta de que nos estamos mintiendo a nosotros mismos y a los demás.

La negación es el obstáculo número uno que nos impide enfrentar la enfermedad de la adicción. Muchos de nosotros morimos en la negación de la enfermedad, y muchos deben primero tocar fondo antes de admitir un problema.

La adicción es la única enfermedad que incita al paciente a negar su propia existencia.

6. Vida inmanejable

La enfermedad de la adicción finalmente nos lleva a sufrir muchas consecuencias adversas. En los programas de 12 pasos, estas consecuencias se suman a lo que se denomina una vida inmanejable.

Estas consecuencias adversas pueden llevarnos a sufrir de:

  1. Consecuencias mentales: psicosis, delirios, depresión, pensamientos suicidas, etc.
  2. Consecuencias físicas: condiciones médicas o accidentes, etc.
  3. Consecuencias interpersonales: problemas maritales o familiares, abuso infantil, etc.
  4. Consecuencias sociales: actividad criminal, deshonestidad, manipulaciones, etc.
  5. Consecuencias ocupacionales: pérdida de trabajo, estatura económica, falta de vivienda, etc.
  6. Consecuencias financieras: pérdida o mal uso de los ingresos
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en este sitio web. Si está conforme, acepta pulsando el botón. Si desea averiguar más sobre que datos guardamos y como revocar su consentimiento, lea nuestra Declaración de Protección de Datos o utilice el Centro de Privacidad.